Skip to content

Libertad y Rebeldía

18 marzo, 2013

      Nunca es tarde para hablar de la libertad, nunca es demasiado tarde para ser y dejar se libres, ¿o sí? Claro, esto habría que preguntárselo a tantos y tantas que han dejado este mundo por defender su libertad y la de otros.

      Pero, ¿por qué he puesto juntas en el título las palabras libertad y rebeldía? Seguramente, alguien se lo estaba preguntando. Para empezar, diré que yo me rebelo (como mínimo a nivel interno) cada vez que siento que alguien coarta* mi libertad.

      Antes de seguir esclareciendo ese punto, vayamos a las definiciones. ¿Qué se entiende por libertad? En la RAE* encontramos lo siguiente:

            1. f. Facultad natural que tiene el hombre de obrar de una manera o de otra, y de no obrar, por lo que es responsable de sus actos.

            2. f. Estado o condición de quien no es esclavo.

            3. f. Estado de quien no está preso.

            4. f. Falta de sujeción y subordinación. A los jóvenes los pierde la libertad.

            5. f. Facultad que se disfruta en las naciones bien gobernadas de hacer y decir cuanto no se oponga a las leyes ni a las buenas costumbres.

            6. f. Prerrogativa, privilegio, licencia. U. m. en pl.

            7. f. Condición de las personas no obligadas por su estado al cumplimiento de ciertos deberes.

            8. f. Contravención desenfrenada de las leyes y buenas costumbres.

            9. f. Licencia u osada familiaridad. Me tomo la libertad de escribir esta carta. Eso es tomarse demasiada libertad. En pl., u. en sent. peyor.

            10. f. Exención de etiquetas. En la corte hay más libertad en el trato; en los pueblos se pasea con libertad.

            11. f. Desembarazo, franqueza. Para ser tan niña, se presenta con mucha libertad.

            12. f. Facilidad, soltura, disposición natural para hacer algo con destreza. Algunos pintores tienen libertad de pincel. Ciertos grabadores tienen libertad de buril.

      En esta ocasión voy a tratar de hacer mi propia síntesis de los distintos aspectos que la definen, ya que aparecen un tanto dispersos, en mi opinión, en las diferentes acepciones, y me interesa mostrar con más claridad todo lo que abarca el término en cuestión.

      La libertad podría definirse como la facultad que permite, a todo hombre o toda mujer, a actuar sin ningún tipo de imposición ni coacción, pero siguiendo las directrices del respeto a sus semejantes.

     Rebeldía:

            1. f. Cualidad de rebelde.

            2. f. Acción propia del rebelde.

Rebelde:

(Del lat. rebellis)

1. adj. Que, faltando a la obediencia debida, se rebela (se subleva).

2. adj. Que se rebela (opone resistencia).

      Bueno, llegados a este punto, volveréis a preguntaros por qué puse juntos los términos libertad y rebeldía. Enseguida os daréis cuenta de lo cercanos que pueden estar en el día a día, puesto que, si falta la primera, fácilmente, surge con fuerza y tesón la segunda, la cual nos auxiliará en el reclamo incondicional de aquella, a toda costa, cueste lo que cueste… más bien, en función del carácter de cada uno o cada una (todos los días no nace un William Wallace* en potencia, ¿no? jeje).

      En fin, la cuestión es la siguiente. A pesar de que no es políticamente correcto* rebelarse ante cualquier injusticia, es necesario hacerlo siempre y cuando seamos víctimas de cualquier injusticia (valga la redundancia). Esto se ve con más claridad con ejemplos:

1 Pongamos que a una persona cualquiera le cobran en la cuenta corriente de su banco una comisión de 70€ que no tiene justificación (o eso cree esa persona). Digamos que va al banco en cuestión y pregunta de buenas maneras por el asunto. Supongamos que, tras la respuesta del banco, le queda claro que no le correspondía pagar la susodicha comisión, por lo que procede a reclamarla formal y correctamente, sin embargo, el banco le da largas para realizar la devolución del importe de la misma y, al cabo de 2 meses, esta persona se rebela contra el banco y dice algo así: “¡O me devolvéis ahora mismo el importe de esa comisión que no me correspondía pagar o saco todo mi dinero de este banco!”.

      En este ejemplo, el individuo se rebela por no poder disponer libremente de todo su dinero según lo crea necesario, en cambio el banco lo trata injustamente y se demora en solucionar un problema provocado a causa de un error informático (por ejemplo). El individuo se siente menospreciado, como si ni su persona ni su dinero (sea poco o mucho) no tuviera ningún valor ni importancia para ese banco.

2 – Otro posible ejemplo podría ser el de otra persona (inocente, ojo) que pasea tranquilamente por una calle de una ciudad cualquiera y sea obligada a detenerse y, acto seguido, sea detenida, golpeada y encerrada sin dar razones para ello y, sin poder defenderse verbalmente siquiera, puesto que, si dijera algo, recibiría más golpes…

      Ésta podría ser una de esas ocasiones en las que miembros de un cuerpo que se supone tienen la obligación de proteger y defender a los ciudadanos arremeten contra todo hijo de vecino sin preguntar, sin valorar nada, como meros animales en mitad de una estampida para los que sólo fueras un obstáculo en su huída… Si te rebelas en esas situaciones (es decir, si tratas de defenderte –y no estoy justificando así ningún tipo de violencia, ojo-), eres malo, terrorista (esto del terrorismo daría pie a otro post), etc.

      Creo que ahora me entenderéis mejor por qué creo que hay ocasiones en que, para ser totalmente libres (en la medida en que se pueda ejercer la libertad sin coartar la libertad de los demás), es necesario ser rebeldes.

¿Cómo expresarte libremente sin que te manden callar o te encierren en esta sociedad tan “libre” (o impidan que se vea el blog donde escribes “libremente”, como ya me sucedió en Blogger)?

¿Cómo manifestar pacíficamente tu opinión o tu rechazo a lo establecido sin que haya “perros* comandados por el gobierno, de tapadillo, para convertirla en una reyerta*?

________________________________

 * Coarta: De Coartar: limitar, restringir, no conceder enteramente algo.

* R.A.E.: Real Academia Española de la Lengua (www.rae.es).

* William Wallace: Sir William Wallace (Elderslie, 1270 – Londres23 de agosto de 1305) fue un soldado escocés, de ascendencia galesa, que dirigió a su país contra la ocupación inglesa del Rey Eduardo I de Inglaterra en la  Guerra de la independencia de Escocia.

(cf. http://es.wikipedia.org/wiki/William_Wallace Este personaje se hizo más conocido por la fabulosa interpretación de Mel Gibson en la película Braveheart)

* Políticamente correcto: Podría definirse como “lo que está bien visto”, “lo que tiene aceptación en una sociedad” (o, dicho a la inversa, “lo que no va a ser criticado o señalado como negativo”).

* Perros: Aquí me estoy refiriendo a gente pagada supuestamente por el gobierno para armar bronca y ponerse a pegar a los policías (para luego “justificar” el que golpeen a inocentes manifestantes, el resto) o, incluso, policías infiltrados entre los manifestantes (de paisano).

* Reyerta: 1. f. Contienda, altercación o cuestión.

# Para saber mejor a qué me refiero con lo de los perros y por qué digo lo de coartar la libertad, podéis ver (o volver a ver, si ya las visteis en su día) estas manifestaciones:

cf. http://www.youtube.com/watch?v=J4lnyDVT57Y

      http://www.youtube.com/watch?v=I3ehOAEe0Ck

      http://www.youtube.com/watch?v=-QnAmx1CrSI

 

Anuncios

From → Sin categoría

Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

El Estudio de Fran

Lugar para compartir mi propia visión del mundo a través de la fotografía

Atrévete a usar la razón

Razón vs sentimiento

A %d blogueros les gusta esto: