Skip to content

¿Venganza o no?

25 marzo, 2013

            Interesante cuestión, ¿no os parece? Seguramente, más de uno o una de vosotros o vosotras habéis vivido experiencias que os han provocado ese deseo, el deseo de vengarse de alguien por haber sido víctimas de algún daño físico o emocional (o porque la víctima era alguna persona querida).

             Observando la sociedad en la que vivimos, me da la impresión de que ésta fomenta ese tipo de sentimiento en las personas, de tal manera que, siempre que (quien se vengue) no se salga de las fronteras legales (o no le pillen), está hasta bien visto vengarse de los demás en determinadas circunstancias.

             Pero… ¿qué significa venganza? La R.A.E.* la define como “satisfacción que se toma del agravio o daño recibidos”. Si os fijáis en cómo he comenzado a hablar de este tema, os daréis cuenta de que estoy en contra de la venganza, pero, os preguntaréis muchos, ¿por qué? No voy a entrar aquí en planteamientos o argumentaciones morales, no, este es un espacio donde pretendo resolver cada cuestión que surja mediante la razón y la lógica (y no digo con esto que la moral* no sea importante, ojo).

            Que sea comprensible e incluso no exento de cierta lógica algo no equivale sin más a determinar que sea razonable o adecuado. Cuando una persona sufre un agravio, en un porcentaje bastante elevado de casos, siente en su interior ese deseo primitivo y, a veces, irrefrenable, de satisfacción por medio de un daño o una agresión posterior a quien realizó el primer agravio, ¿cierto? Bueno, en ese primer momento, suelen aflorar* los sentimientos sin control, pero si queremos seguir diferenciándonos de los animales trataremos siempre de controlarlos (usando la inteligencia emocional*) en lugar de que ellos nos controlen, de otro modo, nos pasaríamos parte de nuestras vidas golpeándonos unos a otros y la otra parte arrepintiéndonos de las veces en que hemos hecho algo tan salvaje como eso.

             Y yo me pregunto ahora: ¿por qué nos enfadamos cuando, por ejemplo, nos insultan? Cuando uno/a es un/a niño/a, no dispone de las herramientas mentales para hacer frente a ese tipo de situaciones todavía, así que, en función de la educación que reciba, la fuerza de voluntad y el carácter de cada quien, se responde de diversa forma:

      a) – Insulto/s de réplica

     b) – Violencia (pegar al agresor)

     c) – Silencio o alejamiento/aislamiento

     d) – Diálogo tratando de entender el porqué

            Cuando se es adulto, se espera de uno/a que sepa enfrentarse a los problemas cotidianos de una manera más racional o reflexiva, que deje atrás esos impulsos primitivos (pero, ¡cuántas veces se actúa como en la infancia!). Hay gente que, ciertamente, se esfuerza en no responder violentamente y trata de obviar a la persona que le está molestando, mas no sus palabras, de tal manera que éstas van calando en su interior como gotas de lluvia sobre el campo… ¿Por qué? ¡Porque, en el fondo de su mente, cree lo que significan esas palabras! Si a mí me dicen, por ejemplo, tonto y me enfado con quien me lo dice, es como si le estuviera dando la razón.

            Me explico de otro modo: ¿quién se enfadaría porque alguien le dijera “Estamos viviendo en el planeta Saturno”? ¿por qué no se enfadaría nadie a no ser que estuviera mal de la cabeza o cabreado de veras por otro motivo? PORQUE ESTARÍA CONVENCIDO DE QUE NO ES VERDAD y no le daría importancia a esas palabras. Si a uno/a le dicen tonto/a y ese uno/a se conoce mínimamente bien y sabe que no es tonto/a en absoluto, NUNCA SE ENFADARÁ porque se lo digan miles de veces (bueno, si son miles de veces en un plazo corto de tiempo, como mínimo, sería fácil que le contestara con un “no seas pesado*”).

            Entonces, cada vez que alguien se enfada porque le digan tal o cual palabra o expresión, en verdad, no está justificado racionalmente, no es lógico, por lo que he argumentado, aunque le digan “Hijo de p…” u otras expresiones o palabras que considere más ofensivas. Si alguien me dice: “tu madre es una ___” y me enfado, es como si pensara: “tiene razón, pero le voy a enseñar a no ir diciéndolo en voz alta para que todo el mundo se entere…”.

            No obstante lo dicho, cabe preguntarse: ¿en qué momento la mera defensa se convierte en venganza? A ver, en ocasiones, nos podemos encontrar en una situación en la que es preciso defendernos físicamente (para no salir mal parados o no acabar tan mal) siempre y cuando no sea posible alejarnos de la persona o personas conflictivas (aunque no guste, es bueno, a veces, e incluso práctico huir; lo de ser tachado de cobarde por eso es una de tantas frases sin sentido que se dicen por ahí, no hay que hacer caso a todo lo que dicen). Entonces, ¿cuándo es sólo defensa? Cuando se trata de evitar una pelea, cuando uno/a se está protegiendo y no atacando mientras le atacan (a no ser que por no atacar vayamos a acabar mal o sea por defender a otra persona)…

            Y ahora, volviendo a la pregunta inicial: ¿Venganza o no?, yo digo ¡NO! “¿Por qué?”, seguirá preguntándose alguien, porque, aparte de las razones expuestas, la venganza no conduce a ningún sitio… bueno, en realidad, sí conduce a algún sitio, pero siempre será algo negativo, perjudicial, insano, por lo tanto, ¿de qué sirve? Es mejor, más práctico, más rentable a la larga, más sano, pasar página y mirar hacia otro lado.

________________________________

* R.A.E.: Real Academia Española de la Lengua (www.rae.es).

* Moral: Perteneciente o relativo a las acciones o caracteres de las personas, desde el punto de vista de la bondad o malicia.

* Aflorar: Intr. Dicho de algo oculto, olvidado o en gestación: Surgir, aparecer.

* Inteligencia emocional: Se refiere a la capacidad humana de sentir, entender, controlar y modificar estados emocionales en uno mismo y en los demás. Inteligencia emocional no es ahogar las emociones, sino dirigirlas y equilibrarlas. (Nota del Profesor Jorge Raúl Olguín:

Cf. www.grupoelron.org/autoconocimientoysalud/inteligenciaemocional.htm)

* Pesado: Molesto, enfadoso, impertinente.

Anuncios

From → Sin categoría

Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

El Estudio de Fran

Lugar para compartir mi propia visión del mundo a través de la fotografía

Atrévete a usar la razón

Razón vs sentimiento

A %d blogueros les gusta esto: