Skip to content

César Borgia: Verdades y leyendas (1ª parte)

10 abril, 2013

Presentación

Primero, disculpadme porque, por unos problemillas técnicos, no he podido subir nada la semana pasada.

            Quiero aprovechar este espacio para hablar de un personaje muy controvertido (no sólo en su época, por supuesto), pero, no por ello (por ser controvertido), objetivo justificado de tantas críticas, odios y juicios de valor desde hace más de cinco siglos…

            Tal vez penséis que no tiene sentido hablar de él aquí, sin embargo, el título del blog no deja lugar a dudas, el cual, adaptándolo a este post, podría ser algo así: “Atrévete a pensar por ti mismo (con tu sola razón y tus experiencias e investigaciones propias) y a no pensar negativamente sólo porque así te han dirigido los que han escrito la leyenda negra de los Borgia”. Por decirlo de alguna forma.

            Por las características peculiares del tema que voy a tratar, necesitaré fraccionarlo en varias partes, para poder ahondar con la mayor claridad de que sea capaz (y en función de la información que puedo manejar) en los detalles de la vida y muerte del personaje (y más allá de la muerte, como podréis leer).

Introducción

             A través de mis palabras y de las de otros defensores de la memoria de los Borgia (menos famosos, seguramente, que sus detractores*) podréis descubrir (los que no lo sepáis) una visión diferente (más justa, en mi opinión) no sólo del personaje central, sino, incluso (como apuntaba más arriba), de su familia y, entonces, al final, cuando haya desarrollado todos los puntos de esta trama, podréis juzgar más libremente (con menos condicionamientos negativos, creo yo) qué habrá de cierto en la famosa leyenda negra…

1. Nacido en Roma.

250px-Cesareborgia

            César Borgia nació en Roma un 13 de septiembre de 1475. Hijo de Rodrigo Borja (Borgia, en italiano) y de Vannozza Cattanei. Aunque la familia procedía de Valencia* (España), su padre, Rodrigo Borja (de Xátiva), se trasladó a Roma para juntarse con su tío, Alfonso de Borja, que era Papa con el nombre de Calixto III. De ahí que César tuviera ese origen romano.

Calixto III

2. Los primeros cargos.

             Debieron otorgarle cargos desde los siete años (por Sixto IV). Con tan solo dieciséis años fue nombrado Obispo de Pamplona (en 1491, por Inocencio VIII), después, Arzobispo de Valencia (en 1492) y, finalmente, Cardenal (en 1493). Durante ese primer período, César, en general, debía ser estimado por la gente (eso podría deducirse por el talante de algunas cartas, como la que escribió a Pamplona tras su nombramiento como Obispo de la ciudad), aunque, siguiendo el dicho popular Nunca llueve a gusto de todos.

          Como prueba testimonial de esa estimación, pongo aquí el texto de la carta que escribió Inocencio VIII a los gobernadores, jurados y comunidad de la ciudad de Pamplona anunciando el episcopado de César:

                 «Habiendo poco ha vacado esa iglesia pamplonesa por muerte en la Curia Romana de Alonso Carrillo, de buena memoria, antes de proveeros de otro Pastor pensamos en que os gobernase algún varón que fuese provechoso a la misma iglesia y, en fin, útil a la paz, consuelo y tranquilidad de vuestra ciudad.

                Meditando sobre esto, pusimos los ojos en la persona del amado hijo César de Borja, protonotario apostólico*, el cual, ciertamente, por sus escogidas costumbres, cultura literaria y muchas egregias* dotes de alma, satisface más que todos los otros a este nuestro pensamiento e intención.

                Se junta a esto que nuestro venerable hermano Rodrigo, obispo del Puerto, vicecancelario* de la Santa Romana Iglesia, benemérito* maestro, con su autoridad, que es mucha, y su patrocinio, podrá favorecer mucho a esas iglesia, ciudad y reino, que cada día os alegraréis más de haber logrado un tan gran patrono y protector de toda esa vuestra comunidad.

                Atendiendo a lo dicho, con el consentimiento unánime de nuestros venerables hermanos los cardenales romanos de la Santa Iglesia de Roma, le nombramos al mismo César administrador, obispo y pastor de esa iglesia pamplonesa y le encomendamos plenamente en lo espiritual y temporal el cuidado y administración de ella, según se contiene más ampliamente en las letras que llevan sobrepuesto el sello plúmbeo*.

                No dudamos que os ha de ser gratísima tal proposición y que os ha de acarrear a vosotros y a toda la ciudad muchas ventajas y utilidades.

                Por lo que os exhortamos a que todos, con el mismo afecto y concurso, pongáis luego a los procuradores* del mismo César en la pacífica posesión de la iglesia de Pamplona, en lo cual nos complaceréis en gran manera al dicho vicecancelario y a Nos.

                Dado en Roma, en San Pedro, bajo el anillo del Pescador, a 15 de septiembre de 1491, de nuestro pontificado el octavo. Jerónimo Balbano».

                 [Antonio Pérez Goyena, César Borja, obispo de Pamplona, 1934. Archivo municipal de Pamplona. Negociado de asuntos eclesiásticos, sección de obispado]

3. De carrera eclesiástica a carrera militar.

             Su padre tenía una visión clara para César: la carrera eclesiástica, de ahí que, ya desde tan temprano le dieran una serie de cargos en diversas ciudades. Por otro lado, siendo Rodrigo pontífice (Papa), elegiría a su hijo Juan (el mayor) para ponerlo al frente del ejército papal.

             No obstante, bien por su carácter (es lo que creo yo), bien por las circunstancias (la muerte de su hermano), César renunció al cardenalato y asumió el mando del ejército (en 1498), demostrando unas increíbles dotes militares, como probaron sus conquistas en el centro de Italia.

4. El Papa Alejandro VI.

Alejandro VI (3)

             Rodrigo Borja (nacido en 1431) fue nombrado Papa en 1492. Desde su nombramiento luchó denodadamente por la unificación de Italia, sin dejar de lado a su familia, claro. Por ello, aparte de premiar públicamente las habilidades militares de su hijo César, estuvo detrás de los acuerdos matrimoniales de su hija Lucrecia, buscando las uniones más favorecedoras (o sea, con las familias más importantes) para dicha unificación.

5. La Italia del Renacimiento.

             En la época que nos ocupa (finales del s. XV y principios del s. XVI), Italia era un cúmulo de pequeños gobiernos y múltiples intereses divididos entre las familias más poderosas de Italia, el Papado (en la persona del Papa Alejandro VI), Francia (en la persona del rey Carlos VIII y en su sucesor, Luis XII) y el rey Fernando el Católico (quien dominaba en casi toda la Península Ibérica).

Grandi_Casate_Italiane_nel_1499 ab

Italia a principios del siglo XVI b

______________________

* Detractor/a: 1. adj. Adversario, que se opone a una opinión descalificándola. 2. adj. Maldiciente, que desacredita o difama.

* Durante mucho tiempo (al menos en ciertos lugares) se ha creído que la familia procedía de Xátiva (Valencia), sin embargo, otros estudios parecen (no lo he podido comprobar aún) demostrar que sus orígenes se remontan a la población de Borja (Aragón), desde donde se trasladarían a Xátiva.

* Protonotario apostólico: 1. m. Dignidad eclesiástica, con honores de prelacía*, que el Papa concede a algunos clérigos*.

* Prelacía: 1. f. Dignidad u oficio de prelado*.

* Prelado: 1. m. Superior eclesiástico constituido en una de las dignidades de la Iglesia, como el abad, el obispo, el arzobispo, etc.

* Egregias. Egregio/a: 1. adj. Insigne, ilustre.

* Vicecancelario = Vice*-cancelario*. Vice: 1. elemento compositivo. Significa ‘en vez de’ o ‘que hace las veces de’. Cancelario: 1. m. Hombre que en las universidades tenía la autoridad pontificia* y regia para dar los grados.

* Pontificio/a: 1. adj. Perteneciente o relativo al pontífice*.

* Pontífice: 1. m. Obispo o arzobispo de una diócesis. 2. m. por antonomasia. Prelado supremo de la Iglesia católica romana. Sumo*, Romano Pontífice. [= Papa]

* Sumo/a: 1. adj. Supremo, altísimo o que no tiene superior.

* Benemérito: 1. adj. Digno de galardón*.

* Galardón: 1. m. Premio o recompensa de los méritos o servicios.

* Plúmbeo: 1. adj. De plomo. Habla aquí del “Sello plúmbeo”, es decir, del sello o anillo de plomo que lleva el Papa (llamado también “el anillo del Pescador”) con el que “firma” sus escritos para darles autoridad.

(cf.: http://liturgia.mforos.com/1699128/8041885-anillo-del-pescador-y-sellos-papales/)

* Procuradores. Procurador/a: 1. adj. Que procura. 2. m. y f. Persona que en virtud de poder o facultad de otra ejecuta en su nombre algo. 3. m. y f. En las comunidades, persona por cuya mano corren las dependencias económicas de la casa, o los negocios y diligencias de su provincia. 4. m. y f. En las comunidades religiosas, persona que tiene a su cargo el gobierno económico del convento.

CONTINUARÁ…

Anuncios

From → Sin categoría

Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

El Estudio de Fran

Lugar para compartir mi propia visión del mundo a través de la fotografía

Atrévete a usar la razón

Razón vs sentimiento

A %d blogueros les gusta esto: